jueves, 8 de marzo de 2018

TAN PREDECIBLE COMO SIEMPRE...

Sí. Ya lo sé. Ya se que soy tan predecible como siempre, que cuando llega Cuaresma siempre te escribo lo mismo, los mismos rincones, las mismas miradas... Sí, lo mismo.

¿Pero qué le hago? Si me tienes tan loquito como el primer día que descubrí lo que era perderme contigo y no quiero dejar de seguir haciéndolo.

No me considero de esa clase de personas que se dan cuenta de lo que han tenido cuando lo pierden; yo sé lo que tengo y ni necesito ni quiero perderlo.

Pero no se que tienes que tú, bonita, estás todo el año, pero rondándote la primavera, lo estás mucho más. Me embriagas con ese aroma tan tuyo, ese que hace que me transporte a otra época, a otros recuerdos, otros momentos, pero siempre contigo.

Te necesito más de lo que puedes imaginar; esos naranjos en flor, ese incienso por las esquinas, ese cielo sin una nube al que suelo llamar "azul San Esteban", No sabría como explicártelo pero es una sensación que me eriza todos y cada uno de los vellos de la piel.

Como ves, no dejo de ser tan predecible como siempre, no dejo de escribirte lo enamorado que estoy de ti y lo celoso que me siento al saber que hay otros, y no es de extrañar, que te piropean y te escriben mucho mejor que yo, que no dejo de ser uno más entre muchos, pero que te quiere como el primero.

Te dejo ya. No quiero ser redundante en mis palabras, las mismas que me conoces desde siempre, las mismas que jamás dejaré de repetirte, porque como te he dicho al principio, no dejo de ser tan predecible como siempre.

Buenas noches Sevilla. Siempre tuyo



"Había olvidado lo que era mirarte, lo que era quererte, lo que era... sentirte"

martes, 23 de enero de 2018

ANDALÚ

Tenía ganas de escribir sobre la tierra, Andalucía, sobre el andaluz, sobre la manera de ver las cosas que tenemos. Y la manera que tienen de vernos a nosotros...

Cualquiera que me conozca mínimamente sabe, que las Comunidades Autónomas me parecen un gran atraso que impiden que podamos avanzar como ciudadanos en todos los sentidos; hacen que las diferencias sociales y políticas vayan aumentándose poquito a poquito. En particular, Andalucía; que  siempre ha sido históricamente una región abandonada y denostada por España; esa España que reniega del hijo que no es como su padre, irónicamente no consigue "algo" de identidad propia hasta la aprobación del Estatuto de Autonomía de 1981. Desde entonces el "socialismo" ha gobernado Andalucía con politicuchos de tres al cuarto convirtiéndola en su cortijo, haciendo y deshaciendo como les venía en gana, dejando nuestra tierra hecha un solar.

Cuando más allá de Despeñaperros nos llaman "catetos", y elecciones tras elecciones vuelve a salir el PSOE, no me queda más remedio que agachar la cabeza y darles la razón. Cuarenta años mangando y y los seguimos votando. Somos unos porejitos sin remedio.

Diferente de la política y de volver a tropezar una y otra vez con la misma piedra, está nuestra idiosincrasia. Aquella que nos hace ser un puntito (o dos) diferentes al resto de España, aquella que hace que los extranjeros (mejor llamados, guiris) vengan, prueben el vino y ya no se quieran ir. Esa que sólo nos quita la sonrisa de la cara cuando nuestro equipo pierde o la cerveza está caliente (o es Mahou). Toda nuestra manera de ser nos lo da el clima. Tantas horas de sol y de buen tiempo hacen que estemos más tiempo en al calle que en casa, que seamos gente social, que nos encante estar "parriba y pabajo", de ahí que nuestra forma de hablar sea como nuestra forma de vivir, rápida y aprovechando al máximo todo lo posible.

Tenemos una riqueza lingüística que hace que podamos decir muchísimo con muy poco. Que nos bailan las "jotas", las "ces" y las "erres" como en "Sergio" que no la solemos pronunciar, pero ¿qué hacemos? si nos tocan las palmitas y nos ponemos a bailar. ¿Que nos comemos las "eses"? También es verdad, pero cuando el puchero no trae pringá, de algo tendremos que tirar.

Cuando de extramuros, es decir, de Sierra Morena para allá, nos llaman analfabetos cuando de nuestra tierra han salido grandes literatos como Lorca, Machado, Aleixandre ... dan ganas de tortearle la cara al que sea con un ejemplar de la antología de La Generación del 27. Y más aún cuando lo dice algún "ilustradillo" que confunde las "des" con las "zetas" o hace del laísmo su forma de vida.

Que nos vengan a dar lecciones cuando, hace tres mil años ya se hablaba en el sur mientras en el resto de España seguían los conejos saltando de árbol en árbol.

Que somos flojos, vagos, que solo valemos para la fiesta y para gastarnos el dinero que el resto de comunidades consigue con su esfuerzo... Sandeces. Sandeces de personas que no saben disfrutar de la vida más allá del trabajo. Porque aquí, si estás diez horas metido en un bar trabajando sin parar y cuando sales hay feria, se va, y al día siguiente lo mismo, porque todo no es trabajar. (Así estuve yo la última feria) ¿Qué pasa? Que sólo se ve la fiesta y más fiesta, pero los que se lo pueden permitir sin trabajar son los menos; el resto de los mortales nos lo tenemos que currar, y mucho. Y tiene un pase cuando lo dice un tío de la calle; es su opinión y se la respeto aunque no se comparta, pero cuando es un politicucho (sí, para mí son todos politicuchos) de Barcelona, de Madrid, de Valencia o del coñ... donde sea, es que te hierve la sangre como cuando ves que tu colega le quita el pimiento al serranito. No se puede tolerar.

Nunca dejan de llegar aires de críticas al sur, en esta ocasión le ha tocado a la serie "La Peste". Que no se entiende el acento dicen, que no se entiende, pero como se comentaba por Tuiter, el acento sevillano no pero el colombiano o venezolano de "Narcos", sí. ¡Tócate los cojones!

Que pena que no tengamos en Andalucía un figura que nos represente y nos defienda ante estos continuos ataques provenientes de extramuros, mientras otros se gastan el dinero público (nuestro dinero) en traductores e intérpretes para el catalán, el euskera o lo que he visto últimamente el bable.

Menos mal que siempre nos quedarán nuestros artistas, que no son pocos. En estos tiempos convulsos, son ellos los que no callan ante las críticas y el maltrato que sufre el andaluz. Manu Sánchez por Tuiter es un claro ejemplo de ello.


Otro ejemplo son los carnavales de Cádiz, como no. Para lo bueno y para lo malo ahí están, y los autores se mojan, anoche mismo Juan Carlos Aragón se estrenaba en el concurso con una letra a Andalucía  y el poco caso que nos hacen desde el norte. También Antonio Martínez Ares, que no solo le dedica a su tierra una letra, sino toda la comparsa. Su nombre "El Perro Andalú", en la que reivindica que somos más que los bufones que nos quieren hacer ver en el resto de España, y que no estamos en el mundo solo para complacer a nuestros amos de arriba.

Esto es inútil si no nosotros mismos no somos los que decidimos que debemos dar el paso y acabar con esta careta que nos tienen puesta...

Otro día, con más calma, hablaré de la música andaluza, que dentro de la música, es música y a parte, pero eso ya, es otra historia. Disfrutad con la última cuartea de "El Perro Andalú"









"Cuidao, cuidao conmigo, que vengo que muerdo, que vengo que muerdo". Antonio Martínez Ares.

martes, 16 de enero de 2018

CON LO QUE YO OS HE DERROTEADO...

Es así, llega enero y su cuesta, pero la cuesta es menos cuesta cuando comienza el Carnaval. Días y días de preliminares escuchando lo mejor y por qué no decirlo, lo peor también.

Anoche fue uno de esos días de preliminares en los que, merece más si cabe la pena, entrar en la web de Onda Cádiz y quedarse a escuchar coplas. Cataban Los Carapapas y el Vera Luque, que había sido primer premio el año pasado. He de decir, sintiéndolo mucho, que la chirigota del Vera Luque, Los "No tenemos el Congo pa farolillos" no me llegó en ningún momento de la actuación. Eso sí, me gustaría destacar lo complejo que debe ser llevar al Falla dos músicas para el pasodoble, veremos a ver qué tal le sale en futuros pases...

Por otra parte, me esperaba la actuación del grupo de Los Carapapas, con la misma desmotivación de siempre, haciéndose notar los que van por arriba y pasodobles trágicos y como yo suelo llamar "cortavenas". Pero cúal fue mi sorpresa mientras los escuchaba. Que quien dice los escuchaba, dice los disfrutaba, porque así fue. Me encantó de principio a fin, sin estridencias, sin chillidos, una delicia; y encima en los pasodobles, letra dedicada a su tierra y su barrio, letras con sentimiento por lo que hacen y de dónde vienen. Nada de criticar las puntuaciones del año anterior, nada de llorar y nada de intentar hacer llorar.

El año pasado, "Lo Equilibristas" fue mi comparsa más allá del concurso, se convirtió desde un primer momento en una de mis comparsas favoritas y lo seguirá siendo. Sin embargo, "Los Prisioneros" no ha llegado a cautivarme este año como lo hicieron el año pasado. Así pues, con el permiso de los que aún no han cantado y en especial de Tino, Juan Carlos y Martínez Ares, que seguro que lo que hagan será una maravilla; y , si "Los Ángeles de la guarda" sigue esta línea, yo este año ya tengo mi comparsa favorita, por el cambio que han dado los autores, para bien, al menos para mi.

Creo yo, que después de la caña que les he dado año tras año, qué menos que dedicarles unos piropillos. Espero que sigan así.



domingo, 24 de diciembre de 2017

¿QUÉ BONITO ES TÓ NO?

Así, parafraseando aquella presentación de la chirigota "Ojú ya saltó el Levante", da comienzo esta entrada.

Y es que sí, de nuevo ha llegado ese época del año en el que todo se llena de alegría, de luces, de sonrisas, de Corte Inglés... De nuevo volvemos, o al menos lo procuramos, estar con la familia, los amigos, la gente del trabajo. Intentamos hacer ese esfuerzo de estar con las personas a las que apreciamos, y encima con todo lleno de luces, de adornos y de carteles de 70% de descuento comprando la segunda unidad.

, todo una "bacalá". Por una parte, todo es consumo y más consumo y más hay que gastar y comprar como si los rusos nos estuvieran espiando y dentro nada pudieran empezar a bombardearnos.
Y por otra parte, lo mucho que nos queremos, y lo mucho que nos echamos de menos y esos "a ver si nos vemos un diita" o los "¿dónde te metes que no hay quién te vea?" o los ya míticos de "venga a ver, un día que te venga bien. Huy no, ese día no puedo, mira lo vamos hablando y ya está ¿vale?".
"Farzerío totá" por todas partes... Sólo nos acordamos en esta fecha de la gente a la que no vemos durante todo el año; y digo yo, que si no la vemos durante todo el año, por algo será, porque, yo a la gente que quiero ver la veo, y hago por verla todo el año, ya sean mis amigos, mis compañeros o mi abuela y no cuando hace frío y llega diciembre y queremos que nos regalen cosas y nos inviten a copas en este entorno decorado de luces y cosas extrañas como las dos bolas de la Plaza de San Francisco o el cono de helado de la Puerta Jerez. Que no sé que tendrán que ver con la Navidad, pero bueno, ahí están. A lo mejor es que estoy llegando a un punto en el que no me gusta nada,  o simplemente me gusta ver Sevilla con la carita lavá, sin adornos, que es como más luce. Todo puede ser.

Todo ya por supuesto, habiéndose perdido ese carácter cristiano que tiene la Navidad, porque no olvidemos que la Navidad es la celebración del nacimiento de Jesús, auqneu visto lo visto, todo lo que sea celebrar es bueno para consumir. Y eso que los bancos de alimentos, las ONGs, las propias Hermandades, están todo el año funcionando y ayudando a los más necesitados, pero ahora es cuando nos da por colaborar, no se si por caridad o por postureo. Menos mal que las visitas a los belenes es algo que de momento, aún no se han perdido aunque la digitalización se esté encargando poco a poco de ello.


También os digo que no me echéis mucha cuenta. Estas letras las escribe un nota al que de este ambiente sólo salva el olor a churros y a castañas asás y poco más, por no decir nada más y cuyo equipo, el Betis, ha vuelto a perder en casa... Dos alegrías seguidas no es capaz de dar.

Bueno, si te has tomado la molestia de leer todo esta "basura mental" no me queda más remedio que desearte Felices Fiestas, pero no te creas que lo digo en serio, que es solo postureo, amigo. ¿O tal vez no?

Buenas noches/tardes/días y... ¡Viva el Betis!

jueves, 23 de noviembre de 2017

UN POCO DE NADA

Lleva el blog parado casi tres meses y la verdad es que es algo que no me gusta. "Será que no hay temas sobre los que hablar", me decía para autoconvencerme ante la sequía juntaletrista que me envolvía.

"No hay temas..." Que visión más pesimista ¿verdad? Veámoslo desde otro punto de vista. Había y hay tanto de lo que hablar que no podía centrarme sólo en uno. Y sí, ese "sólo" lo pongo con tilde, que para eso dice Pérez-Reverte por Tuiter que se aceptan las dos formas. Bueno, como iba comentando, siguiendo una corriente más positiva, hay tanto de lo que hablar que no me dio por escribir de nada, y me parece muy buen momento para cambiar eso.

En un primer lugar, podría haber escrito algo sobre el tema catalán, y no precisamente de cómo Puigdemont se ha reído de todo el mundo fugándose a Bélgica y dejando a los líderes independentistas caminito de Alcalá Meco. Sino más bien de la carita que se le quedó Bartomeu cuando Neymar pegó la espantada del siglo rumbo a París. Vamos, la misma carita que se te queda cuando el Jueves Santo por la tarde te dicen que por Huelva viene oscuro.

No hubiese sido un mal tema la verdad, pero estamos tan bombardeados al respecto que me parecía redundante seguir saturando a los millones de usuarios que entran a leerme.

Tampoco hubiera estado mal hablar de cine, tema del que llevo bastante tiempo sin decir ni "MU" y después de los desastres que se está viendo de DC, más le hubiera valido mejor cambiarse el nombre por DCepcionante ... Jojojo, que mordaz soy cuando quiero. Pero nada, ni les doy más dinero, ni pierdo más mi tiempo en ellos. 

El Betis. ¡Ay mi Betis! Más disgustos que alegrías, como siempre. Ya podría haberme acordado de él cuando íbamos "algo mejor" y no ahora que el Eíbar le ha metido una manita... ¡EL ÉIBAR! Yo me cago en tó. Pero bueno, ahí seguiremos, a tu lado, como siempre hemos hecho. Pobre del que piense que el Betis es sólo un equipo de fútbol... ¡Ay mi Betis!

El piropito a Sevilla también podría haber estado ahí. Pero he de reconocer que de un tiempo a esta parte, mis versos procuro llevarlos de la mano de algunos acordes, y al ser una tarea harto complicada no le he podido brindar unas letrillas a mi musa Aeternum. Así que, que no se preocupe Sevilla, que más temprano que tarde le brindaré mis cosillas que tanto se merece.

La música siempre ha sido un tema recurrente en este blog, pero poco más puedo decir de quien no hace falta que se diga nada, porque sólo con oírlos, hasta el silencio calla. 

De todo esto podía haber escrito en estos tres meses, pero no quería encontrar el momento, pero que la próxima vez que me deje caer por aquí sea antes de otros tres meses. Que yo creo que sí. ¡Hala! Que descanséis. O no, yo que se, haced lo que queráis.

¡Viva el Betis!


lunes, 28 de agosto de 2017

NO ME FÍO...

No me fío de la gente a la que no le gusta el fútbol. Ni de los que no beben cerveza. 

No me fío de los que no se quejan del calor en verano y del frío en invierno. No me fío de los que cuando entran en un bar, piden manzanilla y no se refieren al vino. No me fío del colega que cuando tu dices "quillo me voy" ,no te dice "po llévate ésta".

No me fío de los que se levantan a las siete de la mañana con energías (que guantá con la mano abierta tienen los sioputa). No me fío de los que te dicen "una y me voy", se toman una y se van... No me fío del tío con el que te cruzas por la calle y te saluda con algo más que con un simple "aayy".

No me fío de los que le echan piña a las pizzas (ahí debe haber un cromosoma malito o algo porque eso no es normal) ni de los que se la comen con cubiertos. Y no me fío de los que beben cerveza sin alcohol y ni mucho menos me fío de los que beben Mahou. Está la cerveza, y luego eso...

No me fío de los que miran con mala cara un plato de papas con chocos ni de los que no se comen los ajos del solomillo al whisky. No me fío de los que pronuncian bien las "jotas", son de los que traman algo...

No me fío de... muchas más cosas de las que ahora no me acuerdo, pero que ya me acordaré, o no. A saber. No me fío de los que empiezan algo y no lo terminan...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...